martes, 14 de marzo de 2017

Dos años




Pues sí, llegó nuestro día. Ya han pasado dos años y, a la vez que pareciera que fuera ayer, también parece que llevamos toda la vida juntos.

Estos dos años han dado para mucho y nos han pasado muchísimas cosas, la gran mayoría buenas. Y aún seguimos escribiendo una historia increíble.

No puedo más que darte las gracias. Gracias por ese café, gracias por aceptarme tal como soy, gracias por sacarme de ese lugar en el que estaba, gracias por hacerme sentir el hombre más afortunado del mundo, gracias por aguantar mis bajones y mis problemas, gracias por protegerme como una leona, gracias por ayudarme a luchar. No te puedes hacer una idea de lo que te quiero y lo que significas para mí. A tu lado todo ha sido muy fácil, y tanto tú como tus hijas me aceptasteis desde el primer momento con una naturalidad a la altura de grandes personas.

Hemos reído y llorado juntos, hemos pasado por momentos que nunca se olvidarán y has sabido soportar momentos muy duros con la valentía de una heroína. Hemos creado una moda y hemos contagiado felicidad.

Esto es sólo el principio de una larga vida de felicidad juntos, y estoy seguro de que aún nos queda mucho que contar y vivir. Y cuando seamos viejecitos te confirmaré lo que siento ahora: que eres y serás siempre el amor de mi vida.

Gracias por tu invitación a este mundo de fantasía. No cambiaría nada de mi vida, viviría otra vez todo, mis aciertos y mis errores, pues todo lo vivido me ha llevado hasta ti.

Te quiero