viernes, 9 de septiembre de 2016

Muchísimas felicidades Marcos



Por supuesto que no me he olvidado de ti, mi niño.
Eres una de las personitas a las que más quiero, y no es por ser mi único ahijado, ni por ser hijo de unos padres a los que quiero con locura, ni siquiera por ser mi sobrino; te quiero por ser como eres: detallista, cariñoso, buen hijo, buen hermano, buen primo, gran futbolista, tímido y atrevido a la vez, con un corazón que no sé cómo te cabe en ese cuerpecito, guapo... si es que me tienes enamorado desde que naciste.

Muchísimas felicidades Markiller