jueves, 19 de marzo de 2015

Día del padre



Aún te echo de menos cada día. Aún lloro con tus fotos, con tus recuerdos. Aún me cuesta hablar de ti. Y todavía huyo de la gente cuando comentan tus historias. Incluso aún lloro cuando escribo sobre ti, como ahora.
Creo que, aunque ya lo tengo asimilado, y cada año me afecta un poquito menos, nunca podré dejar de emocionarme cuando llega este día.
Como padre me hace muy feliz cuando mis hijos me felicitan este día. Pero como hijo… me rompo por dentro al no tenerte aquí con nosotros para poder abrazarte y besarte.
Sé que a veces vienes a visitarnos. Si puedes, ven hoy a darme un abrazo. Yo te esperaré despierto y te buscaré en mis sueños.

Feliz día del padre.



¡Joder! ¡Cómo te echo de menos!